fbpx

Blog

Parte III, Gula: El gran nirvana

Unknown
Envíos diarios, Historias del día, Marketing

Parte III, Gula: El gran nirvana

Creo que en algún momento todos y todas hemos sentido el gran nirvana de abrir nuestro paquete, o nuestra bolsa recién llegando la paquetería a nuestra dirección.

Hace no mucho tiempo compre unos panecillos a través de amayas.mx, cuando me llegaron me sentí tan eufórica y feliz, lo abrí rápido para apreciar el contenido. Siempre que me llaga una compra me emociono aunque no sea la primera vez que llegue un paquete. Lo que me hace pensar en si soy o no una compradora compulsiva.

La historia de Mia Wallace, que hizo una compra online, y antes de esa compra había hecho una anteriormente en un tiempo cercano, y la anterior a esa también tenia pocos días de diferencia. Yo le pregunté -¿Qué compraste?
-Hay pues unos tacones, un juego de sartenes, una cámara instantánea, un juguete para Dulcinea (la gatita de Mia), también compre un termo de acero, una malteada…
Me preguntaba a mis adentros como alguien puede comprar en línea tan seguido y hacerlo parecer normal.
-Comprar online es igual que hacerlo en un lugar de autoservicio, la diferencia es qué, aunque sabes que te va a llegar, siempre tienes el gran nirvana de abrirlo y sacarlo de la caja.
Imagino a Mia con su telefono en mano viendo paginas like a shein.com, mercadolibre.mx, etc.
-I want it, I get it, I want it, I get it.

Creo que es una compradora compulsiva. Lo cual no es un error, en el peor de los casos, puede ser un trastorno… pero no creo que sea el caso de Mia, ni el mío, y espero que el de todos ustedes tampoco.

En realidad, es solo el deseo de recibir y abrir cada pequeño paquete.
En fin. Recuerden, respiren y disfruten del abrir de su gran nirvana.

Visita drenvio.com para leer más historias.

Entra a mi IG @monbazaldua y mándame tu historia.

Dejanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *